Saltar al contenido
Tocadiscos de vinilo

¿Cómo guardar tu colección de vinilos?

guardar los discos de vinilo

Para escuchar tus vinilos con gran calidad de sonido, uno de los objetivos principales que debes tener en cuenta es que tus vinilos estén bien cuidados y en óptimas condiciones para que la aguja pueda leer sin ningún tipo de problemas los surcos del vinilo.

Si las condiciones del vinilo no son las adecuadas, se escuchará la música con ruido, se producirán saltos o directamente, será imposible que puedan sonar.

Es por ello que, para evitar todos estos contratiempos, debes guardar cuidadosamente tus vinilos y en un lugar adecuado, por lo que será imprescindible que conserves la caratula en buenas condiciones, ya que será el primer paso para conseguir que tus discos de vinilo suenen como el primer día.

Pero no será el último, a continuación te explicaremos como debes guardar tu colección de vinilos correctamente para que no le ocurran ninguna desgracia y acaben convirtiéndose en simples objetos decorativos.

Maneja bien tu vinilo

Los discos de vinilo son objetos delicados, por lo que tienes que cogerlos con el mayor de los cuidados. Tu principal objetivo es no tocar la superficie del discos que es donde se encuentran los surcos, tus huellas pueden dejar marcas o rastros de suciedad que impidan a la aguja leer correctamente los surcos, y por lo tanto, alterar el sonido de este.

La mejor manera de manipular tus discos para sacarlos de las fundas, guardarlos o colocarlos en el tocadiscos es cogiéndolos por los bordes o por la etiqueta del centro, evitando así el contacto con la superficie.

Limpia tus vinilos antes de guardarlos

Un detalle muy importante es que limpies cuidadosamente tus discos de vinilo antes de proceder a guardarlos. Para ello, no utilices tu ropa, paños o toallitas de un solo uso, ya que podrías dañar la superficie del mismo. Para una limpieza óptima, utiliza las herramientas adecuadas!!!

Lo ideal es que utilices un buen cepillo limpiador, paños de microfibra y una solución para su limpieza y restauración, esta último te será muy útil en caso que necesites realizar una limpieza más profunda. Estos accesorios te ayudaran a desprender el polvo y la suciedad de la superficie del disco de forma rápida y eficiente.

Normalmente será suficiente con pasar tu cepillo limpiador por la superficie del disco para dejarlo impecable, pero en ocasiones, como ya hemos comentado, necesitarás realizar una limpieza más exhaustiva.

La manera más eficiente para la limpieza es rociar un poco de la solución sobre la superficie del disco. Posteriormente y con ayuda del paño de microfibras, realizar un movimiento circular por toda la superficie del disco hasta que no observes polvo ni restos de suciedad. Lo recomendable es que realices esta operación 1 o 2 veces al año para asegurarte de que tus vinilos siguen en perfecto estado de revista.

Mantén los discos dentro de las fundas

Hay una ley no escrita a la hora de guardar correctamente tus discos de vinilo, y es que únicamente debería estar un vinilo fuera de sus fundas cuando lo vas a utilizar en tu tocadiscos. Esto quiere decir que una vez has escuchado tu vinilo, vuelve a guardarlo en sus fundas y no lo dejes en el plato, ya que se acumulará el polvo y la suciedad o incluso puede sufrir algún desperfecto mayor.

Te encontrarás que al comprar un nuevo vinilo, te lo entreguen con la funda interior de papel, intenta evitar este método de almacenamiento a toda costa. A parte de generar mucha electricidad estática y no ser muy eficiente contra el polvo, con el tiempo suelen degradarse. Utiliza para este cometido fundas de polietileno, las cuales están diseñadas específicamente para el contacto directo con los discos, por lo tanto, protegerá el disco de la electricidad estática, polvo y suciedad.

También debes tener en cuenta las fundas exteriores. Las más adecuadas son las que están fabricadas de polipropileno. Estas sirven para proteger la carátula y te ayudan contra la electricidad estática, uno de los principales enemigos a la hora de escuchar bien un disco de vinilo.

Evita apilar los vinilos en posición horizontal

vinilos apilados tocadiscosvinilo.top

Aquí has de tener en cuenta el peso y la presión a la hora de amontonar los vinilos uno encima de los otros, ya que se pueden deformar y con el tiempo, pueden aparecer grietas que den lugar a roturas de tu bien más preciado.

Recuerda siempre almacena los vinilos en posición vertical, nunca en posición horizontal y/o apilados unos encima de los otros. A parte de ser más funcional a la hora de escoger un vinilo, preservarás los artwork mucho mejor y evitarás perderlos para siempre.

Ten en cuenta las condiciones de temperatura, humedad y luz

El trastero o altillo quizá no sea la mejor ubicación para guardar tus vinilos favoritos. Los vinilos son muy delicados y como la música se encuentra entre los surcos, tienes que protegerlos muy bien, pero no solo de las amenazas físicas como el polvo o la suciedad, también has de tener en cuenta las condiciones de humedad y temperatura a las que estarán expuestos.

La temperaturas excesivamente altas o bajas pueden ocasionar grandes daños en tus vinilos. El material de los que están fabricados los vinilos es una especie de PVC denominado cloruro de polivinilo, el cual es sensible a las temperaturas, de hecho, la grabación de los surcos de vinilo se realizan a altas temperaturas, por lo que si los guardas en lugares sensibles a las temperaturas, podrías dañarlos o inutilizarlos por completo.

Y para finalizar los aspectos a tener en cuenta para el cuidado de los vinilos, la exposición a cualquier tipo de luz, especialmente la solar, puede causar daños irreversibles en tus vinilos. Los rayos ultravioletas tienen efectos negativos sobre tus vinilos, pueden llegar a alterar el material del que están compuestos y con ello, dañar los surcos grabados en su superficie.

Tipos de almacenamiento para vinilos


Otro de los puntos muy a tener en cuenta es donde se guardarán tus discos de vinilo. Debes tener en cuenta todo lo comentado anteriormente, pero al final, en algún soporte estarán almacenados tus vinilos.

A continuación te daremos algunos tips sobre tipos de almacenamientos que puedes utilizar para guardar tus vinilos de la mejor manera.

Almacenarlos en muebles de madera

mueble almacenamiento de discos de vinilo

El uso de estanterías de madera es lo más aconsejable por varios motivos:

  • Material de madera antes que metálicos, ya que reduce la electricidad estática.
  • Robustez para aguantar el peso de los vinilos.
  • Posibilidad de almacenamiento de los vinilos en vertical.
  • Funcional para escoger los vinilos.
  • Posibilidad de incorporar compartimentos para seleccionar/ordenar según criterios que quieras adoptar para tus vinilos (colecciones, artistas, bandas, …).
  • Si son de módulos con cuadrados, siempre pueden ser ampliables en la medida de que se dispongan de más discos de vinilo.

Cajas para vinilos

Un buen elemento para guardar tus discos de vinilo por largos periodos de tiempo son las cajas de almacenaje para vinilos. Físicamente pueden parecerse a las típicas cajas de mudanzas, pero en su interior incorporan separadores específicos para asegurar tus vinilos.

Este método de almacenaje te puede servir tanto para guardarlos como transportarlos, pero ya sea de la forma que sea, son un buen aliado en la conservación de la integridad de los vinilos y en el ahorro de espacio.

Soportes de pared

Una propuesta muy atractiva es colocar tus discos de vinilo en la pared ayudándote de unos soportes. Esta opción te proporciona un toque muy cool en tu casa ya que son excelentes para la decoración, sin olvidar que su almacenamiento es en posición vertical, la más aconsejable para tus vinilos.

Pero no olvides los consejos en cuanto a la exposición de tus vinilos a los elementos como la luz solar. Intenta que esa pared no reciba directamente la luz del sol, ya que la calor y la exposición a los rayos ultravioletas los podrían dañar.

Otro aspecto a considerar es que si utilizas estos tipo de estanterías, no olvides de preservarlos bien del polvo y la suciedad, recuerda guardarlos en ambas fundas y respetar en la medida de lo posible las materiales de polietileno o polipropileno para estas fundas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *